El video que se presenta en este artículo es una síntesis de parte del trabajo realizado durante los últimos meses en torno al Contacto de Baja Afectividad (Bo Hejlskov, Andy McDonnel). En este video se presenta una de las partes prácticas más importantes de este modelo de trabajo para la gestión y prevención de problemas de conducta. Esta parte tiene que ver con el manejo de conductas difíciles, desafiantes, problema… y con el manejo de situaciones difíciles cuando los afectos están de camino a escalar.

Yo mismo, cuando empecé a trabajar con el modelo de baja afectividad, pensé que esta era la parte más importante, con el tiempo me he dado cuenta de que la parte más importante tiene que ver con las condiciones que creamos en el día cotidiano, adaptaciones, apoyo, estructura, herramientas para fomentar la autonomía, etc. Esto es así porque, aunque nos volvamos muy buenos manejando situaciones y conductas problemáticas puntuales, si nos centramos en esto, no cambiamos aquello que contribuye a que esas situaciones y conductas “problema” se presenten. No obstante, un buen primer paso, es manejar adecuadamente esas situaciones y conductas.

Y a esto nos referimos en este artículo, en lo que tiene que ver con el manejo, y realmente es lo primero que deberíamos de aprender, primero manejar y luego cambiar. En el video podéis ir viendo diferentes reflexiones y estrategias que podemos utilizar cuando se produce una escalada afectiva, incluso cuando esa escalada afectiva lleva a la persona en cuestión al caos (estallido emocional, ataques de pánico, episodios disociativos y psicóticos…). Estas estrategias y conocimientos están influidos por las teorías de estrés, la educación especial, la psicoterapia, las teorías del desarrollo, perspectivas humanísticas y la larga experiencia profesional de muchos psicólogos, pedagogos, asistentes sociales, padres y otros actores relevantes.

Para acompañar este video adjunto en este artículo (abajo) y en la sección de herramientas un audio del video extendido y una presentación de las diapositivas en PDF. Espero que os sirva a muchos.

Como anécdota decir que, en el video, no describo una estrategia de la fase de escalada y en relación a las desviaciones, el truco de billar (Bo Hejlskov, 2015). El truco de billar tiene que ver con distraer a la persona en escalada a través de una tercera persona. A muchas personas les cuesta calmarse si les hablan cuando están en afecto, entonces nos puede ayudar si hablamos con una tercera persona, que esté cerca, sobre algo que le pueda interesar a la persona en afecto. Si, por ejemplo, a la persona le costara esperar a la siguiente actividad, podemos decir a la tercera persona: “pues parece que ya queda poco tiempo para que empiece la película, ya sólo son cinco minutos”. Así, la persona en cuestión puede escucharme a través de hablar a la tercera persona y tranquilizándose al poder prever lo que le queda de espera. De esta manera, también se podría desviar a la persona en afecto haciéndola pensar en muchas otras cosas que le puedan interesar: deportes, arte, cine, juegos, música… Si lo piensas encontrarás muchos ejemplos en los que pueda aplicarse.

Me vais a perdonar algunos por el uso que hago de la palabra “necesidades especiales“. Esto lo hago para resumir y ser claro… y porque después de tanto tiempo de trabajo en Suecia se me ha pegado una palabra que allí si se utiliza habitualmente. Entiendo que en español se tienda a utilizar el concepto de diversidad funcional, y en el fondo estoy totalmente de acuerdo. Intentaré “españolizarme” un poco, pero darme tiempo. Todas las personas nos diferenciamos en nuestra forma de percibir el mundo, ser flexibles, regular nuestras emociones, entender causa y consecuencia, ser independientes, comunicarnos, etc. Unas personas muestran más dificultades que otras, unas tienen diagnósticos y otras no, unas necesitan más ayuda que otras en actividades cotidianas, unas con unas cosas y otras con otras… A pesar de nuestra diversidad TODOS nos beneficiamos de la ayuda de los demás, de una manera o de otra, en un momento u otro. Y TODOS preferimos a una persona comprensiva que a una intolerante… aunque nosotros mismos seamos intolerantes.

Buenos espero que, a muchos de vosotros, ya seáis padres, pedagogos, psicólogos, trabajadores sociales, etc., os resulte interesante este material y que de alguna manera os apoye en vuestro trabajo y día a día. Me gustaría terminar con una reflexión que seguiré en un posterior artículo y que tiene que ver con educación, con autonomía, y de alguna manera con los tiempos que vivimos. Como se desprenderá del video y de otros aspectos relacionados con el contacto de baja afectividad existe desde aquellos psicólogos y profesionales que trabajamos desde un enfoque “bajo afectivo” una clara oposición a la utilización de estrategias punitivas, aversivas, y basadas en métodos de obediencia y control. Creo que este tiempo, cuando estamos encerrados en casa, cuando la sociedad se tambalea, cuando navegamos a través de una crisis incierta, es importante replantearnos la educación. ¿Para qué enseñamos lo que enseñamos? ¿Qué es importante enseñar? Una cosa está clara, en estos momentos, lo que beneficia a la sociedad, a los niños, a la diversidad, a las personas que necesitan más apoyo, son orientaciones basadas en la autonomía, en la comunicación, en la colaboración, etc. Es una época de cambios y la educación tiene que estar a la altura.

No podemos tener una educación de calidad hasta que dejemos de invertir tanto tiempo en repeticiones, en clases desmotivadoras, en el trabajo individual, en castigos y partes, etc., e invirtamos más en pensamiento crítico y reflexivo, autonomía, derechos humanos, salud, colaboración, actitudes democráticas, enseñanza activa, democracia, inclusión, nuevas tecnologías, personal… … … No es cuestión solo de Sanidad, sino de Educación.

Escrito por Alberto Sánchez García.

AQUÍ puedes descargar la PRESENTACIÓN en PDF y en formato AUDIO.